Cómo hacer un “walking bass” sin pensar (mucho)

Si te ha gustado, ¡comparte!

¿El próximo bajista de tu banda? ;)

Hace unos años el editor de esta página creó un programa informático (ya no se mantiene, esto ocurrió más o menos en el año 2.000) que generaba automáticamente un acompañamiento musical a partir de una secuencia de acordes dada (como el Band In A Box).

Para hacer la parte del bajo estuvo pensando bastante en un algoritmo o método automatizado para hacer un walking bass.

Antes de seguir queremos dejar claro que esta forma de hacer walking bass está pensada para que la aplique un programa informático, no un músico. Aún así, puede resultarnos válida en determinadas situaciones, teniendo en cuenta que la línea de bajo que se obtiene siempre suena igual.

Construcción de una línea de bajo "walking bass"

La función de un walking es marcar los acordes y los cambios de acordes y llevar el ritmo, típicamente tocando negras, corcheas con swing y tresillos de corcheas. Existen unas "reglas" para construir la línea de bajo:

    1. Al pasar de un acorde a otro, la última nota debe estar un tono o semitono por encima o debajo de la primera del siguiente acorde.
    2. La primera nota de cada acorde conviene que sea la fundamental o tónica del acorde.
    3. Las notas del acorde (1, 3, 5,7) deben ir en partes fuertes del compás (la 1ª y la 3ª en un 4/4).

La clave para automatizar esto es que se tiene que tomar en consideración el acorde que sigue al que estamos tocando, y procurar que la última nota del primer acorde esté a tono o semitono del segundo acorde.

Para lograr esto, no nos bastan las fundamentales, terceras y quintas, sino que hay que ampliar las notas disponibles que podemos tocar sobre un acorde. Necesitamos conocer las relaciones escala acorde. El principio de esto es sencillo: consideramos que cada tipo de acorde lleva asociada una escala que lo representa:

    • maj7: Jónico (o mayor) o Lidio
    • m7: Dórico
    • 7: Mixolidio
    • m7b5: Locrio
    • m6 ó mMaj7: Menor melódica
    • 7#11: Lidia dominante
    • +7: Escala por tonos
    • 7b9: Escala disminuída semitono-tono
    • 7alt: Dominante alterada

Por supuesto existen muchas más escalas que podemos asociar a acordes, pero estas son las más usadas. En el esquema de debajo se ven todas estas escalas basadas en el acorde de Do (C).

 Vamos a trabajar con patrones, es decir, si decimos un patrón 1-2-3-5, tocaremos las notas primera, segunda, tercera y quinta de la escala que corresponda al acorde del momento. Ejemplo:

Pasemos a lo siguiente: Conectemos acordes, usando las notas de la escala que corresponda, tocando la fundamental en la primera parte del compás y acercándonos un tono o semitono por encima o por debajo.

En todos estos patrones, hemos puesto un acorde cualquiera, el que le sigue y la distancia que los separa (una segunda, una tercera,...). Estos patrones son válidos para cualquier tipo de acorde, sin más que adaptar el patrón a la escala que corresponda. Ahí van:

Nota:
Si el acorde dura solo medio compás (2 partes) usaremos sólo la primera y la última nota del patrón:

Resumen del "algoritmo walking bass"

  1. Ver qué escala corresponde al acorde que tenemos delante.
  2. Ver a qué distancia está el siguiente acorde.
  3. Ver qué patrón de los anteriores nos encaja.
  4. Volvemos al paso 1 con el nuevo acorde al que acabamos de llegar.

Ejemplos

 

Blues en Fa:

 

The Days of Wine and Roses:

 

 

Autumn Leaves

 

2 Comments on Cómo hacer un “walking bass” sin pensar (mucho)

  1. Muy interesante artículo.Como siempre.
    Solo una cosa , en el ejemplo del blues , o yo no lo entiendo o al principio hay algunas notas escitas medio tono mas bajas. 🙂

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*