¿Porqué consideramos revolucionario al BOSS SY-300?

Si te ha gustado, ¡comparte!

Hace un año (abril de 2015), Boss sacó al mercado la unidad SY-300. En la página del producto lo presentan como el primer sintetizador de guitarra (y bajo) polifónico que "lee" directamente de la señal de salida del jack convencional, sin pastillas hexafónicas ni inventos raros.

Habiendo tocado la guitarra MIDI previamente, lo primero que nos preguntamos es ¿cómo lo han hecho? Esta unidad es un sinte en toda regla, con sus osciladores, filtros, etc, es decir, todas las características que encontramos en un sintetizador convencional.

Demo con un bajo:

¿Por qué consideramos revolucionario este aparato? Hay que recordar cómo funciona un sintetizador.

El punto de partida es una forma de onda sencilla (sinusoide, triangular, cuadrada,...) sobre la cual se van aplicando diferentes filtros, osciladores, etc. El instrumento más lógico para disparar esta onda inicial es un teclado, en el fondo no de deja de ser un montón de interruptores con una onda básica de una frecuencia determinada asociada a cada tecla. La tecla de Do central "dispara" una onda básica con la frecuencia correspondiente a un Do, la tecla de Do# dispara la onda básica con la frecuencia correspondiente a un Do#, etc.

Esto es lo que necesita un sintetizador para empezar a trabajar
Esto es lo que necesita un sintetizador para empezar a trabajar

En una guitarra o bajo, la tarea de saber qué nota se ha tocado es extremadamente complicada, porque cuando tocamos una nota en una cuerda no tenemos una onda sencilla, si no todo lo contrario: un montón de formas de onda de diferentes frecuencias e intensidades (los armónicos) superpuestas sobre la onda fundamental. El problema es aislar esta fundamental, saber qué frecuencia es y decirle al sintetizador "tenemos una onda de 440Hz, genera un sinusoide con esta frecuencia"... y en ese punto empieza todo el proceso de síntesis.

Hasta el momento, tecnológicamente se había conseguido trabajando cada cuerda por separado. Las pastillas hexafónicas entregaban la señal aislada de cada cuerda y el procesador aplicaba una serie de filtros/algoritmos para "limpiar" los armónicos y ser capaz de detectar la nota que se había tocado. Al menos se necesitaba un ciclo completo de vibración de la cuerda para poder inferir la nota que se estaba tocando, en las cuerdas más graves de un bajo, por ejemplo, supondría, para el E grave, un retardo de 1/41 segundos (24 ms), que es bastante. Con algunos algoritmos de detección de nota se mejoraron estos valores y en el caso de la guitarra, los retardos son imperceptibles.

Esto (simplificando mucho) es lo que se genera al pulsar una cuerda
Esto (simplificando mucho) es lo que se genera al pulsar una cuerda

La dificultad que han conseguido solventar con el SY-300 es de un orden de magnitud mayor, porque es capaz de aislar y detectar la afinación de las notas individuales cuando se tocan varias cuerdas a la vez, y parece que exitosamente, y hacerlo con un tiempo de procesamiento prácticamente en tiempo real.

Esto es lo que le llega (simplificando) al SY-300 por el jack de la guitarra o bajo. Se supone que son dos notas tocadas a la vez.
Esto es lo que le llega (simplificando) al SY-300 por el jack de la guitarra o bajo. Se supone que son dos notas tocadas a la vez.

Una vez que el SY-300 ha sido capaz de separar o identificar las dos (o más notas) que le están llegando, ya puede generar la forma de onda básica sobre la que empezará el proceso de síntesis.

 

El SY-300 ha sido capaz de identificar las dos notas y ya puede empezar el proceso de síntesis
El SY-300 ha sido capaz de identificar las dos notas y ya puede empezar el proceso de síntesis.

Si tenemos en cuenta que, además de hacer esta conversión/detección polifónica, el aparato debe ser un sintetizador completo, y además es un completo multiefectos y simulador de amplificador... no podemos dejar de pensar que es un aparato revolucionario en el sentido de que hasta ahora no se había conseguido hacer esto.

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*