¿Por qué el bajo se afina como las cuatro cuerdas más graves de una guitarra?

El bajo eléctrico de cuatro cuerdas se afina típicamente en EADG (de grave a agudo), y coincide con la afinación de las cuatro cuerdas más graves de una guitarra. Parece obvio que, ya que el bajo eléctrico deriva de la guitarra eléctrica, tome las cuerdas más graves y las baje una octava.

Así pues, la respuesta más rápida a la pregunta es: el bajo eléctrico no es más que una guitarra baja, de la cual toma su afinación.

Pero hay mucha más historia detrás.

El bajo eléctrico musicalmente sucede al contrabajo, por construcción, es más bien una guitarra

El contrabajo

Aunque el bajo eléctrico no es más que una guitarra baja, cumple la función de otro instrumento de otra familia diferente, y al que prácticamente desplazó en la música popular: el contrabajo.

Es una coincidencia que el contrabajo moderno también se afine en EADG, igual que las cuatro cuerdas graves de la guitarra, puesto que son instrumentos que provienen de dos familias totalmente diferentes: la familia de la cuerda frotada (violines, violas de gamba,…) y cuerda pulsada (laúdes, vihuelas,…)

En el bajo eléctrico y su afinación EADG convergen estas dos familias instrumentales, la de la guitarra y la del violín/viola. El bajo eléctrico fue adoptado con igual facilidad por contrabajistas como por guitarristas, tenía algo en común con las dos familias.

Sin embargo, hay muchas más curiosidades en esta feliz coincidencia. La familia del violín (cuerda pulsada) generalmente se afina por quintas (violín, GDAE de grave a agudo; viola y cello, CGDA -octava baja en el caso del cello). El contrabajo es el instrumento raro de la familia, al afinarse por cuartas.

La familia del violín

El violone

Si observamos la familia del violín, vemos que el contrabajo es algo diferente al resto, no solo en tamaño. La forma con hombros caídos, la afinación por cuartas, la forma de sujetar el arco (escuela alemana)… realmente, se considera que el contrabajo deriva de una familia de instrumentos diferente: la viola de gamba. En esta familia, el instrumento más grave era el violone.

Violone de cinco cuerdas. Nótese la presencia de trastes

La familia instrumental de la viola de gamba no está tan estandarizada como la familia del violín. Hay bastantes variaciones en el número de cuerdas de los instrumentos, la afinación que se utiliza y el tamaño de los mismos. Son habituales las violas de gamba con seis cuerdas y trastes de tripa.

Miembros de la familia de la viola de gamba

La presencia de trastes y tantas cuerdas nos hace pensar que en estos instrumentos se tocaban con frecuencia acordes, y las diferentes afinaciones que se utilizaban nos lo confirma: encontramos afinaciones por cuartas, con algún intervalo de tercera, similar a la afinación de la guitarra.

El instrumento más grave de la familia era el violone, algunas de las afinaciones típicas de este instrumento eran el violone en Sol (Sol,-Do-Fa-La-re-sol) o el violone en Re (Re,-Sol,-Do-Mi-la-re). Nótese como en estas afinaciones hay intervalos de tercera entre algunas cuerdas y otros de cuarta. Estas afinaciones son muy típicas en instrumentos en los que se tocan acordes.

Hasta el siglo XIX no se estandarizó el contrabajo actual con cuatro cuerdas y afinación por cuartas EADG. Hasta entonces, se usaban diferentes instrumentos derivados del violone con diferente número de cuerdas y afinación. Poco a poco el instrumento fue perdiendo cuerdas. Dragonetti (finales s. XVIII) se hizo famoso tocando un contrabajo de tres cuerdas. En algunos conjuntos folklóricos se sigue utilizando el contrabajo de 3 cuerdas (por ejemplo, en la cobla catalana).

Todavía hoy no está cerrado el debate sobre si el contrabajo pertenece a la familia de las violas de gamba o a la del violín. Por afinación y forma, podría considerarse que deriva de la familia de la viola de gamba, pero la construcción interna y refuerzos lo acercan más a la familia del violín.

¿Cómo se llegó a la afinación EADG en el contrabajo moderno?

En el s. XVIII el contrabajo orquestal típico era el de tres cuerdas, y las afinaciones más habituales eran por cuartas (La, Re, Sol) o por quintas (Sol, Re, La). La afinación por cuartas era más cómoda para el instrumentista (menos cambios de posición), pero proporcionaba un registro más limitado.

En cuanto se empezaron a desarrollar cuerdas con entorchado metálico sobre la cuerda de tripa convencional, se pudieron construir cuerdas con más masa que permitían afinaciones más graves. Se añadió una cuerda grave a la afinación por cuartas más típica del momento, conformándose la conocida afinación Mi, La, Re, Sol. El instrumento amplió su registro manteniendo la comodidad de la digitación al estar afinado en cuartas, y poco a poco se fue estableciendo esta afinación como la estándar para el contrabajo orquestal a lo largo del s. XIX

1 Comment on ¿Por qué el bajo se afina como las cuatro cuerdas más graves de una guitarra?

Responder a Fernando Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.