Amplificadores para bajo (III): Markbass

Markbass Mini CMD-121

En esta serie de artículos sobre amplificadores de bajo no estamos siguiendo un orden cronológico, ni centrándonos en amplificadores clásicos, así que no debe sorprendernos que aparezca un amplificador moderno.

Markbass es un fabricante que apareció hace relativamente poco (2001) en el mercado, pero que ha sido bastante revolucionario principalmente por ser capaz de ofrecer algo que parecía bastante incompatible: amplificadores con potencia generosa y buen sonido pero con peso y tamaño contenido.

Dos son las claves tecnológicas para conseguir esto: altavoces con imanes de neodimio y etapas de amplificación de clase «D». El neodimio se utiliza para fabricar imanes muy potentes, con lo que se consiguen altavoces más ligeros. Las etapas de amplificación de clase «D», como ya se ha comentado, ofrecen una gran eficiencia energética.

El producto estrella de la marca es el Mini CMD 121P, un amplificador combo que proporciona 500W a 4Ω (con una cabina de extensión) o 300W a 8Ω. Incorpora un altavoz de 12» y un tweeter piezoeléctrico. El peso del combo es de unos 12Kg.

Hasta la fecha, ningún fabricante ofrecía un combo con estas características de tamaño, peso y potencia. Markbass ha sido un éxito comercial en el ya saturado mercado de fabricantes de amplificadores. Posteriormente ha ampliado su línea de productos, como cabezales, pedales de efectos, previos e incluso, recientemente, bajos.

Panel delantero de un cabezal Little Mark III

Una de las señas de identidad de la marca es la presencia de dos controles llamados VLE (Vintage Loudspeaker Emulator) y VPF (Variable Pre-shape Filter). Son dos filtros o ecualizadores que actúan abarcando bastantes frecuencias.

El filtro VLE (hay quien lo llama el «botón Jaco«) es un básicamente un filtro de agudos, cuanto más se gira hacia el máximo, más agudos recorta, tratando de emular un altavoz más antiguo con peor respuesta en agudos.

El filtro VPF (también conocido como «botón Marcus Miller») activa una curva de ecualización con recorte de medios (pensada para el slap). Cuánto más se lleva el botón hacia el máximo, más se acentúa este recorte de medios y realce de graves y agudos.

Curvas de ecualización de un Little Mark.
Fuente: talkbass.com

No podemos decir que exista el «sonido Markbass»: es un amplificador lo suficientemente versátil para hacerlo sonar como al músico le parezca.

Dejamos un vídeo explicativo del bajista Luis Linares en el que nos cuenta e ilustra las características de este amplificador.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.