Amplificadores para bajo (V): SWR, el sonido de los 80

SWR fue un fabricante de amplificadores de bajo que tuvo su época de esplendor en las décadas de 1980 y 1990. Sus orígenes se remontan a finales de los 70, cuando el fundador, Steve W. Rabe, buscaba un sonido diferente en los amplificadores de bajo.

Stack SWR típico con 1×15» y 4×10» – Fuente: ATX Backline

Consultando y hablando con los bajistas de estudio de la época, observó que buscaban un sonido más claro, de alta fidelidad y que reproduciese correctamente todo el espectro de frecuencias del instrumento.

El primer modelo, el PB-200, era un amplificador con un previo a válvulas y una etapa de potencia a transistores.

SWR PB-200

Panel frontal del SWR PB-200

El PB-200 fue un amplificador muy innovador. Se fabricó entre 1984 y 1987 y sirvió de base para otros modelos posteriores. En el previo a válvulas incorporaba un limitador y un excitador (aural enhancer) que era responsable en gran parte del sonido típico de estos amplificadores.

Curva de ecualización del «Aural enhancer» de los SWR

La sección de ecualización también era bastante inusual verla en un amplificador de bajo. Era un ecualizador gráfico con un control adicional para cada banda que permitía ajustar la banda de frecuencias sobre la que actuar. Este ecualizador era conmutable mediante un pedal.

Finalmente, la etapa de potencia ofrecía algo que no se había visto hasta entonces en un amplificador para bajo: división de frecuencias (crossover). Esto permitía establecer un punto de corte en el cual las frecuencias graves se desviaban a una salida de potencia y las agudas a otra. Combinado con cajas de altavoces diferentes, esta biamplificación se convirtió en una de las señas de identidad de la casa. También podía utilizarse con una salida de altavoces convencional, no dividida por frecuencia.

Por lo visto, en la grabación de «We Are the World», se utilizó este amplificador y la salida de línea que entró en la mesa de grabación fue tomada directamente de la salida DI del ampli.

We Are the World (1985). El bajo se supone que está saliendo de un PB-200

A partir del 1987, este amplificador fue sustituido por el ST-220, algo más potente, pero que conservaba la mayor parte de las prestaciones.

SWR ST-220 – Fuente: reverb.com

El siguiente producto novedoso que sacó SWR fue la típica cabina 4×10.

SWR Goliath 4×10

Ya que sus amplificadores eran capaces de dividir la señal en la etapa de potencia gracias al crossover, en SWR se centraron en diseñar una cabina de altavoces que pudiese reproducir fielmente estas frecuencias. En 1987 presentaron la típica cabina de 4 altavoces de 10 pulgadas y un tweeter.

De nuevo, este producto era totalmente novedoso. La respuesta en agudos de estas cajas de altavoces era mucho mejor que cualquier otro recinto de altavoces para bajo fabricado hasta el momento.

Para completar el espectro de frecuencias, desarrollaron una cabina con un altavoz de 15». Apilando ambos recintos se creó el típico stack de 1×15» y 4×10» que otros fabricantes replicaron y acaparó los escenarios en las décadas de 1980 y 1990.

SWR Redhead combo

Hasta el momento los amplificadores de SWR eran cabezales, en 1987 presentaron el primer amplificador de tipo combo, el Redhead.

Era un amplificador pensado para el estudio de grabación, con un sonido muy fiel y de amplio espectro. Montaba dos altavoces de 10» y un tweeter. El combo combinaba todas las cualidades de los amplificadores en formato cabezal: previo a válvulas, muchas posibilidades de ecualización y el característico sonido de la marca.

SWR Redhead Combo

De nuevo, el diseño fue bastante copiado por otros fabricantes.

Workingman / California Blonde

La serie Workingman fue la línea más asequible de SWR. En esta línea de productos había cabezales, cajas de altavoces, combos… uno de los combos más populares de la década de 1990 fue el Workingman Combo de 1×15» + Tweeter.

SWR Workingman 15 Combo

El California Blonde fue un amplificador pensado para instrumentos acústicos. Tenía un altavoz de 12» y tweeter, dos canales independientes, reverberación, entradas para micrófono y entradas adaptadas para pastillas piezoeléctricas. También fue un amplificador bastante novedoso, no existían amplis para guitarras acústicas con este nivel de calidad y especialización.

SWR California Blonde

SWR pasa a manos de Fender

En 2003 Fender compró la compañía SWR. SWR siguió funcionando como una compañía con una cierta independencia, pero el cambio de siglo no le había sentado bien. A finales de los 90, las ventas de SWR habían bajado mucho y después de la compra por parte de Fender, la tendencia continuó. La aparición y popularización de amplificadores de clase D, mucho más ligeros y eficientes, la tendencia a reducir equipo y tamaños… no le sentó muy bien a SWR. En 2013 se terminó la producción de SWR.

Como despedida con un cierto aire de nostalgia, dejamos este vídeo promocional de 1991.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad