Descansa en paz, maestro

Los periódicos empezarán a llenar páginas y páginas en los próximos días hablando de «El Genio de Minneapolis». A todo el mundo le gustará Prince, empezarán a aflorar grabaciones piratas, discos póstumos… la necrofilia habitual.

Desde estas páginas queremos rendir homenaje a este músico extraordinario que amaba y disfrutaba tocando el bajo, aunque no fuese su instrumento principal.

 

a2ae5a12c6df96ad0b3d7dec0271e7a8 5e312b3498e1a3081d66a2bd875a33fcCOME

d36b96f902fa86512b93e9e2de695b58

 

 

 

 

 

 

 

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad