Entrevista con Despelothier

Hoy entrevistamos a un luthier muy conocido en España por sus innumerables contribuciones en foros (como Guitarristas.info o "Villa garlopa") y su canal de Youtube. Se trata de Frasco, también conocido como Despelothier en sus canales de Youtube e Instagram.

De la carrera profesional de este luthier destaca, sobre su excelencia técnica y artesana, su honestidad y generosidad, dedicando mucho de su tiempo a resolver dudas de músicos y preparar vídeos didácticos y explicativos.
Crear contenidos es una labor que requiere mucho tiempo y dedicación, y si es en formato vídeo, mucho más.

Cómo ajustar un bajo electrico 1/2

Pregunta.- ¿Como empezaste en esta profesión? ¿Existe alguna formación reglada u oficial para ser luthier "eléctrico"?

Respuesta.- ¿ya, así a bote pronto? Jejejeje Ufff. Voy a empezar por la segunda pregunta que es más fácil de responder. No, no hay una formación reglada ni una titulación oficial para la Lutheria en España.

Hay ciertos organismos “oficiales” que imparten cursos de lutheria sobre construcción de instrumentos regionales (txalaparta, zanfona, vihuelas...) La Junta de Andalucia subvencionaba una escuela de lutheria (al menos) pero mientras el ministerio no saque el itinerario curricular y el catálogo de competencias profesionales de un luthier, nadie puede definir “qué tiene que saber un luthier para serlo” por tanto no puede existir una titulación oficial que respalde a la profesión, así que todos somos unos “intrusos indocumentaos”.

¿Cómo empecé yo? Eso es muy largo que contar, pero digamos que cuando yo era un chaval “mi hermano mayor tenia un soldador de estaño” y en mi pueblo no habia ni siquiera una tienda de música donde nos pudieran arreglar un pote que se suelta, un jack o un simple cable que se parte. Yo le tomaba prestado el soldador a mi hermano a escondidas y hacia de forma totalmente altruista esas pequeñas reparaciones para los amigos.

La primera guitarra que me traje a casa para reparar, lo hice por tener a mi disposición unos dias una guitarra que yo envidiaba. De eso hace ya mas de treinta años, a partir de ahí la conciencia de prepararme y aprender el oficio ha sido constante en mi vida, pero no ha sido hasta bien entradito en años cuando empecé a dedicarme en exclusividad a la lutheria. Y a pesar de eso, necesito seguir aprendiendo los miles de secretos que aún me oculta el oficio.

P.- ¿Da para vivir el tener un taller de luthería? ¿Hay mucha competencia? ¿Cómo es la relación con los compañeros de gremio?

R.- Da para vivir a duras penas, pero dignamente si consigues tener el volumen de trabajo necesario y contar con la confianza de tu clientela.

No es una actividad en la que te hagas rico, pero por ejemplo, creo que es mas difícil vivir de construir tus instrumentos que de dar el servicio de reparación y mantenimiento.

Competencia hay para dar y regalar. Ten en cuenta que en este mundo hay tipos que ven dos vídeos en internet y se lanzan a realizar trabajos para la calle, pero sinceramente, a mi la única competencia que me preocupa es la mía.

Levantarme cada día y sentirme competente para realizar el trabajo que me demandan mis clientes. Aún hay encargos que rechazo porque no los veo claros o porque no me considero la persona ideal para acometerlos.

La relación con los del gremios creo que va desde el cariño hasta la tolerancia o la indiferencia. Procuro llevarme bien con todo el mundo, ningún cliente mio podrá decir jamás que para vender mi trabajo tuve que tirar por tierra el trabajo de nadie ni hablar mal de los colegas. Hay por ahi quien para brillar necesita menospreciar lo que hacemos los demás, pero como norma general, mis puertas están abiertas para compartir conocimiento y experiencias con otros luthiers y me siento casi tan feliz con los éxitos ajenos como con los propios.

¿Que también he tenido reproches de alguno por la forma en que entiendo la lutheria? Sí, pero son los menos.

P.-¿Cuál es el trabajo más habitual en el taller de un luthier?

R.- Cada cual orienta su trabajo a lo que le resulta provechoso, rentable o se adapta a sus habilidades. Habrá talleres que se centren en la construcción de instrumento, a mi la construcción de instrumentos no me sale rentable y en mi taller lo que abundan son las reparaciones y ajustes.

Podemos decir que en mi casa, lo habitual es resolver problemas y ajustar los instrumentos a las necesidades de cada músico.

P.-¿Crees que los músicos deberían saber hacer el mantenimiento de sus instrumentos -ajustar alturas, curvatura de mástil, reparaciones básicas en la electrónica...? ¿No os dejaría eso sin trabajo a los luthiers?

R.- ¡por supuesto! Un músico y cualquiera que tenga cierta sensibilidad y alguna dosis de destreza manual, a poco que se empeñe estará capacitado para hacer sus propios ajustes. Quizás no necesite saber de todo, y que un cambio de pastillas, o sustituir un hueso sean trabajos que le sobrepasen o en los que se sienta inseguro, pero adaptar su instrumento y aproximarlo a sus gustos y requerimientos no estaría de más.

Si no pensase así no hubiera sido uno de los primeros que empezaron a subir vídeos en español sobre ajustes y reparaciones. Y no lo hice en plan exhibicionista, sino para enseñar como hacerlo y que aquellos que viven en zonas alejadas o que tiene instrumentos cuyos precios/calidades no justifiquen el desembolso de un ajuste profesional puedan mejorarlos y hacer de ellos unos instrumentos dignos. ¿Tú crees que eso me dejará sin trabajo? Volviendo al tema de la relación con el gremio; algunos luthier también creen que se quedarán sin trabajo por mi culpa, jejeje. Ahora en serio la respuesta es “No, sin duda, no”. Tú ajustas los parámetros de tu coche para la conducción diaria, a Fernando Alonso le regulan hasta el espejo retrovisor y le ponen la gasolina y tiene un cohorte de ingenieros pendiente de cada detalle jejejeje. Pues algo parecido. A veces un ajuste es un ejercicio de sutileza.

La mecánica del ajuste es fácil, la hace cualquiera, lo difícil es saber cuando parar y cual de los infinitos buenos ajustes que le podemos hacer a una guitarra es el que yo te ofrezco como respuesta a lo que entiendo que tu me estás demandando. Ese punto de calidad lo da la experiencia y es lo que seguirán buscando los clientes que aún sabiendo hacer sus propios ajustes, son capaces de reconocer y apreciar la diferencia cualitativa de un ajuste profesional, cuando das con el profesional adecuado.

Cómo ajustar un bajo eléctrico 2/2

P.-¿Te has embarcado en la tarea de construir un instrumento? ¿Merece la pena, por ejemplo, construir un mástil, teniendo proveedores de componentes de calidad (como Warmoth o similares)?

R.-Me he embarcado “cienes de veces” jejejeje. (es una exageración) por supuesto que he construido instrumentos, de todo tipo, desde violines hasta arpas, guitarras españolas, eléctricas, ukeleles, mandolinas, vihuelas... Si no lo hubiera hecho no me podría llamar luthier... del mismo modo que el que repara ordenadores no es un informático, sino un “técnico en reparación de equipos basados en microprocesadores”.

Lo de si merece la pena o no va a depender del cliente mas que de lo que uno opina. Yo ya no admito encargos de construcción porque trabajo demasiado lento y no me sale el precio de la hora dedicada a la construcción. Ahora solo me embarco en proyectos que me ilusionen mas allá del rendimiento económico o de la actividad comercial de mi negocio.

Tengo compañeros que se dedican a la construcción de instrumentos personalizados o a la comercialización de modelos propios desarrollados a partir de la experiencia personal, modelos que no encuentras en el mercado. El cliente de un instrumento artesanal no es un cliente del mercado generalista, o sabe exactamente lo que quiere o no encuentra en el mercado nada que le satisfaga plenamente.

P.-Es un hecho que casi toda la producción de instrumentos y componentes se hace en países asiáticos (China, Indonesia, Corea...) Sabemos que las condiciones laborales de los trabajadores de estas fábricas dejan mucho que desear. Respecto a la calidad de estos instrumentos ¿son fiables? ¿están bien construidos? ¿Hay diferentes calidades?

R.- Hay calidades. Es un error pensar que “un chino” no es capaz de construir un instrumento de calidad. Lo que es imposible es que un instrumento, encargado por una multinacional a una gran factoria china, que por motivos comerciales esté obligado a salir a 70 euros de coste de producción, tenga algo bueno mas allá del aspecto. Si a esa misma factoria china le dieran un margen de 400 euros (por ejemplo) como coste de producción de un instrumento; y ese producto puesto a la venta por 800, no habria fabrica ni en Europa ni en Estados unidos capaz de igualar esa relación calidad/precio.

Pero la tendencia en los mercados es el "low-cost". La gama media ha muerto, no puede competir, así que nos queda en los escaparates de las tiendas lo mas mediocre o el producto de lujo.

P.- En La Clave de Fa pensamos que hay mucho fetichismo con determinadas marcas y componentes. En los vídeos de tu canal vemos que tienes una aproximación muy racionalista a los instrumentos, su ajustes, las posibilidades sonoras de los instrumentos..., intentando alejarte de mitos e ideas preconcebidas. Desde tu punto de vista de luthier, ¿crees que algunos instrumentos están sobrevalorados? Puedes decir marcas y constructores si te parece, no estamos patrocinados por nadie. ¿Cuáles son las marcas de bajos más fiables?

R.- cuando tu compras un instrumento no solo pagas los costes de producción y el correspondiete margen de beneficio; también pagas los costes de desarrollo, las campañas de marketing, la imagen de marca.... y las marcas juegan la baza de vender humo a los incautos para aumentar los beneficios. ¿quiere decir esto que estamos comprando productos de mala calidad a precio de oro? No, estamos pagando por instrumentos de calidad justo lo máximo que estamos dispuestos a pagar.

Esto lo saben las marcas y buscan productos que tengan salida y que les proporcionen los máximos beneficios. Si no se vendieran, serían mas baratos (y no nos engañemos, para mantener los mismos beneficios, seguramente también mas malos).

Por esta regla del consumo en la que un producto cuesta lo que un cliente está dispuesto a pagar, los precios se ajustan continuamente por las propias leyes del mercado. ¿que podrían costar mas baratos? Sin duda. ¿que hay marcas que ofrecen productos de similar calidad a menos precios que otras? Sin duda. Pero también es cierto que si tu quieres un jazz bass de corte clásico te comprarás un fender, porque como consumidores no actuamos siempre de la manera más racional, sino que son nuestros impulsos los que nos guían.

No lo estoy criticando, solo estoy constatando un hecho, jejejeje, y la elección de un instrumento satisface íntimos anhelos y responde a algo mas que nuestras necesidades objetivas como interpretes. Gustos, preferencias, egos, imagen, aceptación....

Me costaría mucho hablar de marcas porque subjetivamente un instrumento es bueno por muchos factores. Objetivamente quizás podemos centrar un poco mas la elección, pero ¿quien puede hablar objetivamente de nuestra pasión?

Últimamente me han sorprendido un bajo ibanez con cuerpo de caoba versátil , cómodo y clásico a la vez, un G&L de lo mas correcto, tengo encima del banco para reparar un LTD activo de cinco cuerdas que no llega a los 400 euros y que no desmerece para nada

La calidad de las guitarras Gibson

P.-¿Hay marcas modelos que sean buenos en una determinada gama y que no se mantenga esta relación de calidad/precio en otras gamas?

R.- Sí, Ibanez por ejemplo, los bajos baratos son resultones. En mi opinión no dan la talla, Squier (por decir que son los fenders baratos), no se los recomendaria mas que a los principiantes... y no me atrevo a decir casi ningún ejemplo contrario, quizás Warwick que no encuentro nada mejor en sus gamas altas que en sus gamas medias, Cort o Yamaha tiene unas gamas medias muy potables y las gamas un poco mas altas como que no alcanzaran estas honrosas cotas

P.- ¿Somos los aficionados más fetichistas que los profesionales?

R.- Como comprenderás me he encontrado de todo. Hay aficionados que parecen comprar instrumentos “para mirarlos” y profesionales que les dan muy poca importancia a sus bajos, que solo los quieren funcionando como buenas herramientas.

Pero también he visto lo contrario. Hay quien en un ataque de Gas, busca suplir sus carencias comprando instrumentos que no le aporta mas que la satisfacción momentánea del consumo... el profesional suele estar “vacunado” y mas que fetichista suele ser más “supersticioso” o “fiel” a su marca de cuerdas, calibre, equipo pues su configuración suele ser fruto de una búsqueda que ya ha concluido, mientras que el aficionado parece estar en continua búsqueda. Pero ya sabes, esto no es mas que una generalización

p.-¿Es más estable la construcción de un mástil en los que la pala está constituida por una pieza separada que se une de forma biselada al mástil o de una sola pieza?

What is the purpose of a scarf joint and why is it on so many cheap guitars?-joint-explanation-jpg
Hablamos de este tipo de unión. Fuente: jazzguitar.be

R.- No sé si te refieres a mas estable ¿mecánicamente? Te diré que tanto el mastil con pala tallada tipo fender, como el mastil de dos piezas (o de una) tipo union scarf tiene sus ventajas e inconvenientes, cada cual expone la veta de la pieza de madera de forma distinta, cada modelo presenta sus puntos débiles de fractura.

En cuanto a la estabilidad en la afinación, parece opinión unánime que suele ser mas estable la pala tallada tipo Fender al presentar unos puntos de contacto con menor fricción de la cuerda, lo cual minimiza la existencia de tensiones diferenciales provocadas por el rozamiento.

Una pala rota en el taller de Frasco

P.- ¿Piensas que hay demasiado consumismo en el mundillo de la música? Aquí pensamos que estamos empezando a pasar del arte al capricho o consumismo, ¿qué opinas?

R.- Yo siempre hago reflexionar a mis clientes sobre un aspecto al preguntarle si saben cuantos modelos nuevos de guitarras o bajos sacan anualmente las marcas. ¿sabéis en qué se diferencian esos modelos de los del año anterior? Hay algunos modelos en los que cambia el nombre cuya única diferencia es que en uno de ellos la tapa de la electrónica es transparente y en el otro la tapa es opaca. Pero esto lo hacen porque tienen que sacar modelos nuevos a razón de seis a doce anuales, tienen que seguir enviado notas de prensa, haciendo promociones con nuevos lanzamientos, reeditar los catálogos e inventarse un motivo por el cual el músico tiene que comprar este y no aquel modelo y este o aquel otro producto.

Yo he llegado a un punto en el que estoy curado de espanto y son tan feliz cuando encuentro una púa que me da un matiz distinto al sonido que cuando pruebo los últimos modelos de tal o cual marca, jejejeje.

P.- Hay una famosa web en la que preguntan a los entrevistados si prefieren la tortilla de patatas con cebolla o sin cebolla. Aquí tenemos también nuestra pregunta típica: ¿Jazz Bass, Precision... u otro? ¿Tienes algún sonido de bajo preferido?

R.- Yo si eligiera uno solo (¡que dura es la vida del músico!) creo que elieiria alguna edición actualizada del Precision y no tiro por las versiones más clásica porque quizás me frena el peso. Yo no soy muy preciosista, pero me encanta descubrir la sutilezas tonales que puedes conseguir con un instrumento simple, hecho para funcionar “siempre”, como si cuando lo crearon ya hubieran sabido que estaban fabricando el modelo definitivo.

P.- Muchas gracias, enhorabuena por tu canal, nos encanta aprender de tus reflexiones.

R.- Gracias a ti, y por supuesto a todos los suscriptores y simpatizantes del canal de despelothier.

Quiero pensar que cuando enciendo la cámara, sin guión prefijado, solo con la idea en la mente de lo que quiero transmitir, lo que hago es abrir una ventana a mi taller, y que a través de ella lo que ven es lo que está pasando en la realidad, sin dobleces.

Digo lo que opino realmente, cuento lo que sé y lo que creo. Mi única motivación es compartir esas inquietudes que creo comunes a todos los que nos apasionamos con todo lo que afecta a este mundo de la música, los músicos y sus instrumentos.

También me gusta pensar que cuando alguien termina por venir “físicamente” a mi taller a solicitar mis servicios, lo que encuentra es exactamente aquello que ha visto en Youtube, al mismo tipo despeinado, malhablado y un poco loco, sin imposturas. Porque en definitiva ¿quien no lleva dentro su propio despelothier? Yo lo que pasa que lo dejo salir muy a menudo, jejejeje.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.