Efectos en el bajo (XI) – Vibrato y trémolo

Un pedal de trémolo y otro de vibrato del fabricante TC Electronic

Estos dos efectos a menudo se confunden, puesto que tienen una característica común: ambos se basan en una oscilación en el sonido.

En el vibrato lo que oscila es la frecuencia o afinación de la nota que está sonando, en el trémolo lo que varía es el volumen de la nota que está sonando.

El efecto vibrato es similar a lo que conseguríamos haciendo el típico vibrato sobre las cuerdas.

Por otra parte, el efecto de trémolo es como si el sonido estuviese entrecortado, parecido a lo que hacen algunos guitarristas con el control de volumen de la guitarra.

¿A qué viene la confusión entre estos dos efectos? Probablemente el error proviene de los guitarristas, que han estado llamando a los puentes con palanca «puente con trémolo», cuando realmente es un «puente con vibrato».
Cuando Fender presentó la Stratocaster, se anunciaba que tenía un puente «syncronized tremolo».

El mismo Leo Fender comercializó amplificadores que se llamaban «Vibrolux», cuando en realidad el efecto que incorporaban era el de trémolo.

Los primeros equipos que incorporaban estos efectos fueron algunos amplificadores de válvulas, más adelante se empezaron a fabricar unidades de pedal, tanto con tecnología analógica como digital.

El primer amplificador que incorporaba un efecto de vibrato verdadero, esto es, que oscilaba la afinación fue fabricado por Magnatone (los mismos que hicieron aquel mostruoso amplificador que había que llevar en una camioneta). Como anécdota, comentamos que el desarrollo de un circuito de válvulas para generar el efecto de vibrato era mucho más costoso que el equivalente para el efecto de trémolo. Los amplificadores Magnatone con vibrato eran mucho más caros que otros amplificadores de otros fabricantes con trémolo.

 

Parámetros básicos del efecto

En ambos casos, los dos efectos suelen tener unos parámetros muy parecidos, típicamente rotulados como «depth» o «intensity» y «rate» o «speed».

El parámetro «depth» (profundidad) o «intensity» regula la amplitud de las oscilaciones, ya sea en el cambio de afinación o en el cambio de volumen. El parámetro «rate» o «speed» (velocidad) regula la rapidez de estas oscilaciones.

Vibrato sencillo con «rate» y «depth»
Trémolo sencillo con «intensity» y «rate»

Estos son los dos parámetros básicos, si bien muchos pedales añaden más controles que permiten mayor flexibilidad: «balance» o «mix», para regular la mezcla entre la señal sin efecto y la señal procesada, en el caso del trémolo es bastante común poder seleccionar la forma de onda de las oscilaciones (cuadrada, haciendo el efecto como más pronunciado y entrecortado o sinusoidal, con unas variaciones de volumen más graduales).

Pedal de trémolo con un control adicional para regular la forma de onda

Pedales de trémolo y vibrato más avanzados

Un recurso musical muy interesante es poder ajustar la velocidad o ritmo de la oscilación con el tempo de la música que se está interprentando. Algunos pedales disponen de un pulsador adicional «tap switch» que permite ajustar con el pie la velocidad del batido y sincronizarla con el pulso de la música.

En este pedal JHS hay un pulsador adicional para poder ajustar el «rate» con el pie

Otros pedales incorporan la posibilidad de recibir una señal de sincronización vía MIDI, con lo que los posibles cambios en el «rate» o «speed» del efecto se pueden programar en un secuenciador.

Finalmente, nos encontramos con unidades que combinan estos efectos y otros similares (chorus, vibrato, trémolo, simulador de Leslie o Univibe…).

 

Pedal analógico dual trémolo – vibrato
Un pedal digital, programable, con sincronización externa y todo tipo de efectos de modulación

Para saber más:

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.