Ejercicio sobre escalas y arpegios (II)

Continuamos con esta serie de ejercicios genéricos con un ejercicio propuesto por Damian Erksine en su columna de la revista No Treble: "Unlocking the Fretboard".

En el ejercicio, Erksine propone tomar una escala o modo y recorrerlo en corcheas tres veces: la primera vez nota por nota hasta la novena; la siguiente, arpegiando el acorde de novena y la última, recorriendo la escala haciendo el arpegio con todas sus tensiones hasta la octava.

Es imporante reseñar que en esta última variación pasaremos por la 11ª del acorde, que puede ser una nota algo disonante en las escalas mayores o dominantes. Por esta razón, nos propone el ejercicio en Do lidio.

Ejercicio en C lidio. Los números indican el grado de la nota en la escala.

Por supuesto, el ejercicio puede (y debe) hacerse en otras tonalidades y escalas o modos. Por ejemplo, en F dórico:

Ejercicio en F dórico

Aquí tenemos el ejercicio en PDF: Unlocking_the_fretboard.

Digitación

La digitación que busquemos debe ser consistente. Si usamos un bajo de cuatro cuerdas, es probable que tengamos que hacer extensiones y desplazamientos, por ejemplo, podríamos hacer esta, empezando la nota C en la cuarta cuerda (traste 8) con el dedo 2:

Digitación propuesta para C lidia

Esta digitación para C lidia se complica cuando hacemos el arpegio C13, hasta la #11 podemos mantener la posición, pero para hacer las dos últimas notas, tenemos que hacer un cambio de posición.

 

Ahora hacemos una propuesta para F dórico, que comienza con un desplazamiento, haciendo las dos primeras notas con el dedo 1, para luego conservar la posición.

Digitación propuesta para F dórico

En el arpegio de F-9, la primera nota la hacemos con 1, la segunda con 2 (haciendo un cambio de posición) y ya se nos queda la mano colocada para todo el arpegio.

En el arpegio de F-13, hacemos un cambio de posición para tocar la novena del acorde en la tercera cuerda (traste 10, dedo 4) y esto nos deja la mano preparada para hacer sin cambio de posición el resto de notas.

Estas digitaciones son solo propuestas, pero debemos de ser constantes y una vez que busquemos una digitación, hacer el ejercicio siempre con la misma hasta que la tengamos segura, después, podemos probar otra.

Con bajos de 5 o 6 cuerdas no hace falta hacer tantos desplazamientos, todo es más sencillo.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*