Multiefectos Zoom para bajo

Zoom B6, presentada en 2021

En La Clave de Fa hemos podido probar algunos de los multiefectos para bajo que ha ido fabricando la compañía Zoom.

Breve historia de los multiefectos Zoom

Zoom se empezó a dar a conocer en 1990 con un procesador multiefectos compacto, el 9002, que sorprendió en su momento por la cantidad de prestaciones y efectos que ofrecía en un tamaño reducido. Durante la década de 1990 fue aumentando su catálogo, ofreciendo modelos en rack, en formato pedalera… 

Para más detalles, consultar la página de Zoom, https://ir.zoom.co.jp/corp/history/products.html

En 1996 lanzan los primeros multiefectos específicos para bajo, en formato compacto y pedalera.

Algunos de estos modelos incorporan el pedal de expresión y también una caja de ritmos básica. 

Ya en la década de 2000, la siguiente generación incorpora algunas mejoras, más efectos con más calidad de sonido e intentan acercarse al sector profesional con una pedalera muy completa que incluso dispone de un previo a válvulas, la B9.1ut.

La siguiente generación y el Zoom B3

Hasta el momento, los productos de Zoom tenían bastante éxito comercial, pero eran considerados como herramientas útiles para la práctica, músicos amateurs. En general, la calidad de sonido no era muy buena, comparada con otros fabricantes contemporáneos (Boss, Line6,…), estos últimos en general tenían mejor sonido.

En La Clave de Fa llegamos a probar las pedaleras Zoom B2-1u y la B1, y la sensación que tuvimos siempre es que sonaban, coloquialmente hablando, «a lata». Los efectos de reverb, chorus… eran aceptables, pero las emulaciones de amplificación, bajo el punto de vista de este editor, no estaban bien logradas.

 

Zoom B3 (2011)

En 2011 Zoom presenta una nueva línea de multiefectos para guitarra y bajo, basados en una nueva tecnología (el DSP ZFX-IV), que supone un salto de calidad muy notable. El modelo para bajo, Zoom B3, incorpora un looper, y una organización nueva basada en una pedalera tradicional, en la que cada pulsador controla un efecto, pero la gran novedad es que estos pedales individuales son configurables y modificables. El usuario puede asignar a cada pulsador el efecto que le parezca, y configurarlo rápidamente usando botones físicos, no menús ni pulsadores.
Otros multiefectos hasta el momento ofrecían algo similar, pero los efectos estaban prefijados a cada pedal.
Aparte, ofrecía la posibilidad de grabar directamente al ordenador, haciendo de tarjeta de sonido externa e incorporaba una salida balanceada DI. El precio de esta unidad era muy competitivo.

La B3 fue un gran éxito de ventas, y con ella, Zoom entró en el mercado de músicos profesionales. Las pedaleras de Zoom ya no eran aparatos «de andar por casa» y poco más. Además tiene una placa y disposición de controles que la hacen fácilmente modificable.

Al poco tiempo Zoom lanzó algunas versiones más reducidas de la misma idea usando el mismo procesador ZFX-IV, en formato pedal (MS60B) y multiefectos compacto (B1on y B1Xon).

Todos los modelos pueden actualizar su sistema operativo y efectos, y el soporte por parte de Zoom es excelente, manteniendo las páginas de descargas de drivers, actualizaciones y manuales perfectamente actualizada. La conexión USB permite usar software de edición (tanto el oficial como software de terceros) para editar los bancos de sonido de la unidad, guardarlos en el ordenados. 

La evolución de la B3 se comercializó en 2017, es la pedalera B3n. Incorpora más memoria y capacidad de procesamiento, con lo que las cadenas de efectos ya no están limitadas a tres efectos. Así mismo, el looper admite bucles de hasta 80 segundos.
Incorpora más pulsadores para facilitar la navegación entre bancos de sonido y efectos dentro de un patch. Cada bloque de efecto ahora tiene cuatro controles, lo que hace un poco más rápida la edición de parámetros.
También incorpora una entrada auxiliar, ausente en la anterior.

Zoom B3n (2017)

Al igual que la anterior versión, se comercializa una versión en formato pedal compacto (sin pedal de expresión, Zoom B1 Four y con pedal de expresión, Zoom B1X Four) más orientados a la práctica doméstica, también con un precio muy ajustado. 

B1 Four y B1X Four (2019)

Algunas quejas de los usuarios de la B3n respecto a la anterior B3 es la ausencia de salida DI, no funcionar como interfaz de grabación USB y el no poder funcionar con pilas. Esto parece más una estrategia comercial más que limitación técnica, puesto que el modelo más alto de la gama, la B6 sí incorpora una salida DI y puede funcionar como interfaz de grabación USB.

 

Zoom B6 (2021)

Tiene dos entradas para dos diferentes bajos (y el correspondiente selector A/B), cuatro caracteres diferentes para la salida DI y, apuntándose a la tendencia del mercado, pantalla táctil.

Esta última pedalera está totalmente orientada al mercado profesional, su presentación comercial se apoyó en el bajista Carlitos del Puerto y toda la campaña de marketing está muy bien cuidada.

 

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.